Elijo escribir: Y el Planeta es para...

3/11/2016

Este artículo se publicó en el periódico El día de Salamanca el 30 de noviembre de 2016.

 

Al margen de las polémicas que suscitan los premios literarios, lo cierto es que la mayoría de quienes los critican, sueñan en el fondo de sus corazoncitos con que un día no muy lejano sean ellos los que suban al estrado a soltar un discurso de agradecimiento.

Que si están dados a dedo, que sin son un negocio, que si no tienen valía cultural…etc. Son muchas las razones que se argumentan para despotricar contra casi todos los  premios literarios. Pero el caso es que se siguen presentando escritores con la esperanza de ver su nombre en la pantalla del escenario. (Y en cada concurso más, por cierto.)

 

Este año en el premio Planeta, además, ha ocurrido algo digno de mención: el finalista del 2016 ha sido un autor indie. El primero, de hecho.

¿Indie? ¿Qué diantre significa eso?, quizá os preguntéis. Os lo cuento ya mismo.

Hay un submundo literario no muy conocido para aquellos que no leen en formato digital, es decir, un mundo ajeno para aquellos que prefieren bucear entre las páginas de los libros.

Me refiero a los ebooks: todo un ecosistema en evolución dentro de nuestros ordenadores, tabletas electrónicas y móviles inteligentes. En el mundo virtual hay autores bestseller que poco a poco están dando a conocer su trabajo. Marcos Chicot, el finalista del Planeta de este año, ha sido uno de ellos. Madrileño, psicólogo, economista y escritor, tiene el privilegio de que sus novelas son, con diferencia, de las más leídas en tablets y lectores digitales desde hace unos tres años.

Y a pesar de ser uno de los autores más leídos en España, ha sido hace unos días cuando muchos lectores han oído su nombre por primera vez. Y yo que lo celebro.

Brindo también con alegría por la ganadora, Dolores Redondo: nombre que nuestros niños deberían ir conociendo porque hará (y hace) mucho ruido.

 

Los premios literarios serán muchas cosas, mejores y peores. Pero yo desde luego encuentro varios puntos a favor: primero, tienen la capacidad de conectar a los lectores con escritores que antes no conocían o a los que no les habrían dado una oportunidad de otro modo. Segundo, animan a los lectores ocasionales a leer novedades que vienen acompañadas de gran promoción (aquí veo doble beneficio: más negocio para todos y más lectura. Casi nada) y, tercero, ilusionan a los escritores noveles a intentar plasmar con palabras su mejor trabajo para conseguir algún día subir al escenario y agradecer con todo el corazón la oportunidad brindada.

 

 

Queridos lectores, pronto más.

María Jeunet.



2015 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos